Sangre

Un río flota dentro de mí,

sube y baja,

pesado y ligero,

a gritos y en silencio,

resuena y fluye.

Escucha:

el rojo río quiere salirse de su cauce.

Un río esta escurriendo en aquella esquina,

puedes oír su gotear por la noche

si pegas tu oído sobre mi pecho

o si nadas en la oscuridad.

Un pequeño arroyo corre

por las grietas de la ciudad,

pulsando.

Todos ignoran su presencia

y su olor a sangre.

El arroyo continúa con su palpitar.

Un listón férrico y espeso

sale de cada uno de nosotros.

Se enrolla alrededor de nosotros

uniéndonos en un abrazo líquido.

Puedes escuchar su sonido de cauce.

En días húmedos,

nuestro vibrante listón rubí

se eleva hacia los huracanes,

tornados y nubes volcánicas.

Brilla y fluye,

se remonta y escurre.

Cuando nos besamos, hierven.

Cuando nos tocamos, susurran.

Cuando nos abrazamos, se mezclan.

Cuando hablamos, fluyen.

Nuestros ríos fluyen.

Juntos.

Profundamente.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s